jueves, abril 24, 2008

Camps se deja seducir por Keynes

Cuando una se encuentra este tipo de noticias lamenta profundamente haber olvidado, por puro desuso, todo lo que aprendió en las asignaturas de Economía, en la carrera. Ahora que estoy dándoles vueltas al tema del liberalismo, la socialdemocracia, y todo ese tinglado de ideas que ha revuelto el ausente jefe de la inexistente oposición, me encuentro con que mis valores, (me considero conservadora), empiezan a cambiar poquito a poco y cada vez me van acercando más a la idea de 'liberal', que nunca, me temo, abrazaré del todo...
Ver una noticia en la que se destaca que el Presidente de la Generalidad Valenciana ha decidido tomar prestadas las ideas del más rancio socialismo intervencionista para asumir un mayor déficit presupuestario, endeudandose más aún, (la Comunidad Valenciana es la región que presenta un mayor volumen de deuda pública con respecto a su PIB regional de toda España), me hace pensar si no sería mejor dejarse de tanta Autonomía y tanto choteo, que bastantes cargas tenemos ya los españoles para pagar los muy bien remunerados sueldos de 17 Gobiernos autonómicos, con sus correspondientes Asambleas, y aparato administrativo adjunto.
Hasta que Rajoy montó su corte de sorayos y arriolos me había mantenido en una feliz esperanza la idea de que el PP sería capaz de sacar del atolladero económico el inmenso carro que ha ido cargando de deudas el Gobierno socialista. A la vista está que, como en tantas otras cosas, me he equivocado en mis apreciaciones. El PP ya no aplica el pensamiento liberal, ni siquiera el conservador. Es un nido de progres y socialdemócratas de toda la vida, keynesianos de corazón...
Lo siento, Harto, por lo que te toca. Esta vez es en Valencia. Mañana, en toda España. Y el pueblo, mientras, gritando: 'Vivan las caenas'