lunes, mayo 26, 2008

Insultos, ofensas y agravios.

No puedo dejar pasar la noticia del periódico El País: "Los obispos radicales imponen la línea hostil con el Gobierno", en los que se acusa a Monseñor Cañizares y a Monseñor Rouco de intransigentes, apoyando tal aserto en los discursos de ambos cardenales en la festividad del Corpus Christi.
Luego, leo que Pepe Blanco, nuestro inefable blogero heterodoso, tiene como principal preocupación en esta vida conseguir que la división del PP se extienda a la Iglesia. Vaya, donde se han quedado los tiempos en que Cucumber se declaraba católico, apostólico y romano... Pepe, no tienes ni idea de lo que es la Iglesia, majo, si la comparas con el Partido Simpático...
Y, por fin, algo que me toca más de cerca, ya que por desgracia vivo en Castilla-La Mancha, y han sido las palabras de Barreda, que critica que Cañizares haya dicho en su homilía que la Iglesia soporta "insultos, ofensas y agravios". Por lo visto, en opinión del Presidente de la Junta, eso es hacer política.


A lo mejor, Jose María, a lo que se refería el señor Arzobispo es a la contrata por parte del alcalde de Toledo de la "Cabalgata Medieva a cargo de Morboria Teatro" que paseó su espectáculo blasfemo nada más y nada menos que por la misma carrera procesional que al día siguiente recorrería el Cuerpo de Jesús Sacramentado.

Si quieres pagar titiriteros, Emiliano, aunque sea con el dinero de todos, estás en tu derecho, te han votado, pero ten un poco de elegancia y un poco de respeto. Porque mucho hablar y mucho progresismo, pero luego no teneis empacho en coger la vara de mando y salir en la procesión...