miércoles, junio 04, 2008

Premio Huellas

Este Premio, que me parece precioso, es uno de los que tenía atrasados, y me ha sido concedido por la siempre generosa Militos, que ha decidido meterme en el mismo saco junto a blogueros absolutamente imprescindibles. Muchas gracias , querida amiga, ya sabes que tus premios son siempre agradecidos, y éste que tiene tanto significado, todavía más.
La imagen del premio lo dice todo: para llegar a cualquier parte siempre hay un primer paso, y luego continuar andando... Detrás vamos dejando huellas, en unos casos efímeras, en otros casos indelebles, que señalan a los demás lo que hicimos y porqué nos movimos.
No sé que ocurrirá, en mi caso, con las señales que voy dejando en mi vida personal y en mi vida como blogger. Me imagino que serán como las miguitas que iban dejando caer los niños de aquel cuento, esperando encontrar el camino de vuelta a casa, pero que eran comidas por los pájaros en cuanto ellos se alejaban. No importa lo que duren mis posts o el sentimiento que provoquen en el que los lee. No importa que todo pase, y mi existencia llegue a su fin. Siempre habrá algo imperecedero, que es la Verdad, y allá, en el cielo, la Luz y una belleza muy alta.

Actualización: tenía programada esta entrada cuando Fede, el querido amigo del blog El Gorrión ha tenido a bien obsequiarme con otro de estos premios. Muchas gracias, más que amigo, hermano, por tener un momento para dedicarte a recibir los constantes y bien merecidos galardones que te llegan de todos los rincones de la blogosfera y para entregar otros a los que nos sentimos tan honrados de recibirlos, máxime porque vienen de tu mano...