lunes, julio 14, 2008

Premio 2 de Mayo

Como cada vez que recibo un premio, tengo que dar las gracias por él a la vez que, debidamente ruborizada, protesto por lo inmerecido, ya que las amables palabras de Fin de los Tiempos en Unidad y Libertad sobre mi actividad bloguera, y el hecho de entregarme este galardón me coloca entre bloggers a los que admiro y respeto, pero que están infinitamente por encima de mí.
Se me pide, al entregarme el premio, que explique los motivos que me llevaron a empezar a bloguear, que en mi caso es uno solo y tiene nombre propio y apellidos: el advenimiento de José Luis Rodríguez Zapatero al poder fue la gota que colmó el vaso de mi silencio, y fue tras visitar muchos otros blogs que decidí crear una página mía en la que decir lo que pensaba, a pesar de que nadie fuera a pasar por ella. Por suerte para mi, pronto conocí a muchos que creían, como yo, que las nefastas políticas de ZP debían ser denunciadas, y me vi integrada en una comunidad en la que tengo amigos y hermanos a los que quiero y con los que tengo una maravillosa relación.
El peor momento por el que pasó esta República fue, sin duda, el final de la pasada campaña electoral, en el que casi me dí por vencida, pensé en retirarme para siempre, colgar el arco y las flechas y dedicarme a algo menos doloroso. Pero otra vez el hecho de sentirme parte de algo más grande, los amigos que me animaron y la necesidad de expresarme me llevaron a planteármelo y resolví seguir hasta que Dios y la política quieran.
Muchas gracias al querido Fin de los Tiempos por el premio, y gracias también a todos los que con vuestros comentarios me hacéis saber que seguís conmigo, que vale la pena el esfuerzo de cada entrada, que hay gente que se preocupa por las cosas importantes...