viernes, agosto 01, 2008

Cabañuelas


En mi casa se suelen recordar las cosas pretéritas, sobre todo por la excelente memoria de mi madre, y he aquí que comienza Agosto y llegan las cabañuelas. He buscado por interné para ver si el concepto coincidía con la interpretación que le daban, (digo daban porque no sé si se siguen manteniendo estas tradiciones en el lugar de Cajtilla La Mancha en el que tengo mis raíces), y parece ser que la versión chelera no es exactamente la misma. Por lo que sé, el día primero de Agosto se consideraba "la llave del año", lo que viene a decir que el tiempo atmosférico que se espera para el año que viene va a ser, en términos generales, como el que sufrimos hoy: sobre todo, ventoso, al menos aquí. Luego, el día 2 correspondía a Enero, el 3 a Febrero, etc, etc. Cosas de pastores y gente del campo. Supongo que tienen la misma validez como pronóstico que leerle las entrañas a un percebe, digo yo...

Lo que sí que considero un signo de lo que ha de venir ha sido lo que me ha ocurrido esta mañana: he metido las manos en los bolsillos y las he sacado vacías. La cabañuela del 1 de Agosto, la llave del año, no miente nunca: así las seguiremos teniendo mientras Solbes y Zapatero nos mantengan en esta hipoteca para mayor gloria del nazionalismo.