sábado, julio 19, 2008

Por cierto...


... adelantándome a la fecha prevista, me he declarado en huelga veraniega, y he dejado de postear hasta fin de mes...

martes, julio 15, 2008

lunes, julio 14, 2008

Premio 2 de Mayo

Como cada vez que recibo un premio, tengo que dar las gracias por él a la vez que, debidamente ruborizada, protesto por lo inmerecido, ya que las amables palabras de Fin de los Tiempos en Unidad y Libertad sobre mi actividad bloguera, y el hecho de entregarme este galardón me coloca entre bloggers a los que admiro y respeto, pero que están infinitamente por encima de mí.
Se me pide, al entregarme el premio, que explique los motivos que me llevaron a empezar a bloguear, que en mi caso es uno solo y tiene nombre propio y apellidos: el advenimiento de José Luis Rodríguez Zapatero al poder fue la gota que colmó el vaso de mi silencio, y fue tras visitar muchos otros blogs que decidí crear una página mía en la que decir lo que pensaba, a pesar de que nadie fuera a pasar por ella. Por suerte para mi, pronto conocí a muchos que creían, como yo, que las nefastas políticas de ZP debían ser denunciadas, y me vi integrada en una comunidad en la que tengo amigos y hermanos a los que quiero y con los que tengo una maravillosa relación.
El peor momento por el que pasó esta República fue, sin duda, el final de la pasada campaña electoral, en el que casi me dí por vencida, pensé en retirarme para siempre, colgar el arco y las flechas y dedicarme a algo menos doloroso. Pero otra vez el hecho de sentirme parte de algo más grande, los amigos que me animaron y la necesidad de expresarme me llevaron a planteármelo y resolví seguir hasta que Dios y la política quieran.
Muchas gracias al querido Fin de los Tiempos por el premio, y gracias también a todos los que con vuestros comentarios me hacéis saber que seguís conmigo, que vale la pena el esfuerzo de cada entrada, que hay gente que se preocupa por las cosas importantes...

Un soplo de aire fresco...

Gracias a la entrada de Braincrapped en su Planeta de MonoZ, he llegado al discurso del candidato conservador británico, David Cameron, que como bien titulan, es para enmarcar. No sé si Mr. Cameron terminará siendo otro Sarkozy, que tan buena impresión me causó para quedar en nada al final, o realmente es un viento de renovación moral el que se ha levantado en Gran Bretaña, porque Europa necesita precisamente eso, un político que diga la verdad, que llame a las cosas por su nombre y no se asuste de mojarse para conseguir que la sociedad despierte de una vez.
Uno de los párrafos entresacados por El Confidencial del discurso de Cameron es de una claridad que asusta, al enfrentarlo con la demagogia continua que estamos acostumbrados a oír en boca de nuestros políticos en España: “Corremos el riesgo de convertirnos en una sociedad amoral, donde ya nadie diga la verdad acerca de lo que está bien y lo que está mal, de lo que es correcto o resulta impropio. La consecuencia es terrible: la ausencia de límites hace que nuestros hijos piensen que pueden hacer lo que les parezca ya que ningún adulto intervendrá para ponerles freno. Ni siquiera, a menudo, los propios padres. Y eso tiene que terminar”. Mr. Cameron pone el dedo en la llaga, nuestra sociedad se ha acostumbrado a tragar con todo, por no parecer políticamente incorrectos... No sé cuando veremos esta actitud en nuestra propia nación, en todo caso los problemas del Reino Unido son comunes a toda Europa... ¿Será posible que estas actitudes se extiendan también y la gente comience a darse cuenta del peligro que corremos por dejarnos llevar? Yo así lo espero, pero como bien dice el aforismo ruso, espero pero no confío...


El discurso de David Cameron completo puede leerse (en inglés) aquí.

martes, julio 08, 2008

Hipócritas


Una tontería


Pregunta: ¿Porqué el pollo cruzó la carretera?
Respuesta: (Sigmund Freud) El hecho de que te preocupe que el pollo cruzó la carretera revela un fuerte sentimiento de inseguridad sexual latente...

El mal menor

No, no me he equivocado, hoy es martes, ya lo sé, (gracias, Fede, por preocuparte por mi ausencia), pero ayer seguía con la resaca, que, me temo, como sigan las cosas así, va a ser perpetua. No pasa un sólo día sin que aparezca más clara ante mí la situación en la que vivimos, y de la que algunos no quieren darse cuenta. La separación de poderes, aquello de que se había enterrado a Montesquieu, suena hoy a broma. Más que enterrarlo, lo que están haciendo día a día es profanar el cadáver de una pseudodemocracia en la que, mientras el pueblo soberano vive en la inopia, mirando hacia otro lado, entre el Gobierno y la (supuesta) oposición, ahora en luna de miel, nos están recortando las libertades que con tanto esfuerzo consiguieron para nosotros los que creían que por encima de los intereses personales o de partido están los generales y sobre todo, está España.
Si durante un tiempo caí en la tibieza de aconsejar que se tomase en cuenta la opción del mal menor, hoy no puedo seguir defendiendo esta idea. Ya está bien, hay que empezar a dejar atrás la idea de "si fuera..." para ser realistas, examinar lo que queremos y lo que se nos ofrece. Y entonces, decidir. Y si hay que dejar de votar, pues se deja. Es nuestra única arma: nuestro voto.


Dicen que Tales de Mileto contestó a la pregunta: "¿Que es lo más constante?", diciendo que era la ESPERANZA, porque permanece en el hombre incluso cuando lo ha perdido todo. Creo que tenía razón, pero ya sabéis que mi aforismo favorito es aquel ruso que dice: "Espero, pero no confío"