jueves, marzo 12, 2009

En boxes

Hace un año, (¡un año ya, Dios mío, cómo pasa el tiempo cuando nos divertimos!), tal día como hoy me encontraba yo en pleno proceso de reforma del blog, con el que había decidido seguir a pesar de no estar segura de querer... Acababa de publicar el primer post de esta nueva andadura, una "emisión en pruebas" que no era más que eso, la necesidad de ver como había quedado la plantilla, las imágenes, el estilo... y sobre todo, dejar constancia de mi retorno a mis amigos, que son la razón de que volviera a postear.


Ha pasado un año horrible, un año maravilloso, un año en el que me he reafirmado en mi idea de que, si sigo en la brecha, es por dos razones fundamentales: una, porque aquí he encontrado un montón de amigos estupendos, de esos que, sin merecerlo, te recuerdan cuando reparten premios, o cuando tienen un meme; que pasan por aquí con más o menos frecuencia para decirme algo, a los que yo visito, (aunque me temo que soy una malqueda y no lo hago con la asiduidad que sería deseable), que comparten conmigo una idea fundamental: que es necesario despertar las conciencias en esta España dormida... La otra razón es que necesito de esta lucha constante, que ya se ha convertido en una parte de mi rutina, y no sé vivir sin mi arco y mis flechas...

  • ¡Felicidades! Hoy cumple un añito el blog NO A TODO.