miércoles, mayo 20, 2009

Lavando conciencias


Estoy cada día más convencida que todo esto de despenalizar, perdón, de convertir en derecho el aborto no es más que una forma de comprar votos. Si hago ver que lo que es un crimen no lo es, y digo a todo el que lo ha cometido que no tiene que sentirse culpable, que lo que ha hecho es simplemente eliminar un parásito (que eso y no otra cosa es un ser vivo no humano dentro de un ser humano), descargo las conciencias no sólo de las mujeres que asesinaron a sus bebés, sino de los familiares que las rodean, sus amigos íntimos, etc, etc. Y eso son muchas personas, oye. Y tan agradecidos quedarán, que seguramente me voten dentro de dos años. Ya tenemos la mayoría absoluta otra vez...



Sí, esto de pasarme el día enclaustrada me hace ser retorcida. Ya lo sé. Pero reflexionad sobre ello.


Photobucket