sábado, junio 06, 2009

Un caballo sin nombre


Me voy a despedir, un día antes de las elecciones europeas, de todos los amigos y visitantes de esta República, durante un tiempo.

Me he dado cuenta de que estoy más pesimista de lo habitual en mí, y creo que es consecuencia del cansancio y de los nervios Así que, como me conozco, me obligo a escribir esta entrada para no volver el lunes a comentar los resultados de los votos, que, por supuesto, serán estupendos para todos los partidos: unos, porque si suben algo lo verán como un triunfo personal del Líder, otros porque si bajan será que los votantes "no les han comprendido"... Joer, como estoy, incluso para despedirme tengo que hablar de política...

Me voy a mantener calladita, aunque de forma esporádica comente en otros blogs o suba alguna entrada de esas a las que no puedes negarte, pero antes de desaparecer, sólo añadir que ya sabéis donde estoy, que por email (está en mi perfil) o en Facebook os podéis poner en contacto conmigo para lo que sea, que estaré también en mi otro blog, que si os apetece venir a Toledo a pesar del calor me tenéis a vuestra disposición, y que en Bar Galen tenéis las puertas abiertas.

Os dejo una de mis canciones favoritas,"Horse with no name": America en vivo en el año 1972, (de ayer fueron los tiros...).

Hasta pronto. Espero.