lunes, agosto 17, 2009

No tengo cuerpo pa' ná...

Había decidido volver al blog hoy, pero después de dar un repaso por toda la geografía bloguera por la que suelo moverme, he descubierto que no me apetece. Desde aquí mando un '¡hurra!' a todos mis esforzados compañeros de fatigas, que siguen sin desfallecer comentando lo de los ladrones de la SGAE, que si el paro sigue a lo suyo, o sea, aumentando; lo de Moratinos, que ya es viejo porque siempre es lo mismo; lo del TDT de pago, (que me importa un pimiento, porque yo no veo furgol ni permitan las Ánimas Benditas que me dé por seguir los progresos de Cristiano Ronaldo por muy mono que lo encuentren las revistas del corazón), que si el pago de favores, que si la Mafia calabresa en La Moncloa... Cuentos viejos y cuentos nuevos repetidos una y otra vez.
Anoche, mientras posteaba en mi otro blog, pensaba que, hace más o menos un año, tenía la impresión de que, de tener que cerrar una de mis webs, la que más me costaría abandonar sería ésta. Hoy, reflexionando sobre el tema, creo sinceramente que preferiría dejar la República sin Presidenta antes que desmontar el desván de los juguetes, porque aquél me permite expresar mis opiniones más íntimas sobre cosas que no le importan a nadie, bueno, a casi nadie, no por algo tengo 16 seguidores, de los cuales 12 ó 13 están allí de rebote...
Hoy he vuelto, me he encontrado con alegría con un amigo que hacía tiempo que no colgaba ninguna entrada. Luego, al mirar la lista de blogs, me ha dado mucha pena, porque echo de menos a mis amigos de antes, no por eso desmerezco a los de ahora, que son muchos y muy buenos, pero echo de menos a El Cerrajero, a H, a Nora, a Fede, y a otros tantos que, aunque sus blogs siguen ahí, están inactivos desde hace mucho... ¿Donde estáis, queridos Cowboy en paro, Morena, Claudedeu? A algunos os tengo localizados gracias al Feisbuc, de bendita memoria, que me mantiene al tanto de vuestras idas y venidas. A otros no volveré a veros nunca más.
Vale, que me sale la vena más oscura y mi pesimismo se convierte, directamente, en abatimiento absoluto. Quizás la próxima entrada me salga más risueña o, por lo menos, un poco más enérgica y con algunos insultos merecidos a ZP y su cuadrilla. Hoy no tengo cuerpo pa' ná.
Que sigáis bien, y disfrutéis de lo que queda de verano.