domingo, septiembre 13, 2009

La Internacional planetaria

Desde que la camarada Pajín, ahora puño en alto, como una buena marxista de la señorita Pepis, nos confió que pronto podremos disfrutar de un acontecimiento planetario, incluso galáctico, diría yo, no hay día que no nos sorprenda con alguna cosa. Esta vez, bien es verdad, no ha sido ella sola, no, por Dios: ha sido la ejecutiva del Partido, (el Partido, ¿es que hay otro?. Ah, por eso), en pleno la que ha mostrado que, a pesar de llevar ya un rato empezado el siglo XXI, si el camarada Iglesias se levantara de su tumba no encontraría más diferencias con sus tiempos que el look pijo-progre de los nuevos socialistas, que, efectivamente, tienen de nuevo eso, o sea, el look.
Esa imagen impagable que nos ofrecieron hace unos días, con ese Alfonso Mienmano Guerra, (el mismo que habla de chorizos sabiendo muy bien lo que dice, porque su familia, más que familia es una fábrica de embutidos que ríete de Revilla y compañía), ese Pepe Blanco, esa Leire Pajín, esa Bibiana Aído, y, por fin, en el lugar de honor, ese ZP puño en alto, entonando, (digo yo que entonarían, les concedo el beneficio de la duda), el rancio himno del rojerío planetario: La Internacional...
No sé como sonaría en los muy socialistas oídos del padrecito Stalin que unos cuantos hijos de papá que no han dado un palo al agua en su vida levanten sus voces diciendo eso de "arriba, parias de la Tierra", pero podríamos disculparles, recordando que el mismísimo Marx, padre de todo este invento, tenía chacha. Y es que uno no puede luchar con todas sus fuerzas contra los opresores si tiene que encargarse de llevar las camisas al tinte, o de poner los garbanzos en remojo, pongo por caso...
Supongo que cuando lleguen al verso que dice "en pié, famélica legión", no se referirán a ésto:
Podríamos destripar una a una las frases de este bello himno, pero no tengo tiempo. Pasaré directamente a eso del Estado que "nos da derechos irrisorios". Ahí si que me imagino yo a Degeyter revolviéndose en su tumba, al pensar en Villa Psoe, en los 20.000 euretes mensuales que cobra la Pajín, o en los diez millones que se ha gastado la Aído en remodelar el despacho. Dios mío, como me gusta el socialismo. Por eso, no me extraña que se extasíen ante la presencia de Hugo Chávez, que se gasta 5.000 euros en una noche de hotel; es su modelo a seguir, de aquí a nada estaremos viviendo en la República Bolivariana Ex-pañola de Zapatero. Y por todas partes, retratos del Ché, ese benefactor de la Humanidad, (no sé yo como no lo han hecho santo patrón de los del cambio climático, con lo que contribuyó a la protección de la Naturaleza, eliminando elementos indeseables a golpe de paredón, con el CO2 que producen esos asquerosos reaccionarios), y cartelitos de esos de 'Patria, socialismo o muerte', que ahora, a la luz de lo que nos muestran, comienzo a entender: si no eres socialista, ya sabes lo que te espera... O te puede pasar como al pobre Pánfilo, que por pedir 'jama' le han caído dos años de cárcel en ese paraíso de las libertades que se llama Cuba... Cualquiera dice ná...

Lo prometido sigue en pie, lo intentaré la semana próxima...