martes, septiembre 29, 2009

¡La leche!

La esposa de Mugabe vende a Nestlé leche de granja confiscada en Zimbabue
EFE / Londres


La esposa del presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, se ha hecho con el control de al menos seis de las mejores granjas que pertenecían a granjeros blancos y vende hasta un millón de litros de leche a la multinacional suiza Nestlé, revela hoy el dominical "The Sunday Telegraph".

Mugabe, su esposa, Grace, y otros personajes ligados al Gobierno, están sujetos a las sanciones de la Unión Europea y Estados Unidos contra su Gobierno, pero Nestlé no está vinculada por esas sanciones al tener su sede en Suiza. Sin embargo, el diario indica que la Confederación Helvética ha adoptado también medidas contra personas del entorno de Mugabe, incluida su esposa, y agrega que dichas medidas prohíben poner fondos a disposición, directa o indirectamente, de las mismas.

La propiedad más importante de Grace Mugabe es el Gushungo Dairy Estate, antes conocido como la Granja Foyle, que se encuentra en Mazowe, a 48 kilómetros al norte de la capital del país, Harare. Según granjeros blancos desposeídos de sus tierras, el ex propietario de la granja Foyle fue sometido a una campaña de violencia durante varios meses en 2003 hasta que se vio obligado a vender su propiedad a la Autoridad para el Desarrollo Agrícola Rural.

El Estado valoró la granja en una cuarta parte de su valor real, según cálculos independientes, y su ex propietario recibió además sólo un 40 por ciento de la cantidad convenida, señalan esos granjeros. La granja, de casi 1.000 hectáreas, es administrada actualmente por Russell Goreraza, hijo del primer matrimonio de Grace Mugabe. Esta última visita varias veces a la semana la granja, una de las pocas del país que se ha beneficiado de inversiones últimamente.

La granja produce unos 6.500 litros de leche al día, según el periódico zimbabuense The Herald, aproximadamente un 35 por ciento de lo que producía bajo su anterior propietario, cuando llegaba a los 6,5 millones de litros al año. Su mayor cliente, dice el dominical británico, que cita a trabajadores de la granja y a fuentes de la industria láctea, es Nestlé Zimbabue, filial de la multinacional suiza.

Esta fábrica, situada en la zona industrial de Msasa, en las afueras de Harae, produce leche en polvo y cereales para el mercado local y para su exportación a otros países del este de África. La propia Nestlé reconoce que recibe unos 6.500 litros de leche por entrega, lo que equivale a alrededor de un millón de litros al año. Un portavoz de la multinacional señaló al periódico que a finales del año pasado, Nestlé se encontró operando en un mercado en el que ocho de los dieciséis proveedores contratados habían quebrado.

"A consecuencia de ello, a comienzos de 2009, la empresa comenzó a comprar leche en el mercado a diversos proveedores aunque sin mediación de ningún contrato, y en algunos casos, la leche resultó ser del Gushungo Dairy Estate", señaló el portavoz.

Éste precisó que Nestlé no tiene compromiso alguno con esa granja y agregó que paga por la leche siempre en el momento de la entrega. "Compramos esa leche a través de la lechera Dorkin Dairies hasta que esta empresa quebró el pasado febrero, y a partir de ese momento, comenzamos a comprarla directamente", dijo el portavoz de la multinacional. El portavoz negó que Nestlé hubiese violado la legislación suiza y dijo que "Nestlé Zimbabue y cualesquiera transacciones comerciales que lleve a cabo en Zimbabue están sujetas a la legislación" del país africano.
Pues nada, señores de Nestlé, sigan ustedes apoyando el racismo... ¿O qué pasa, que cuando las víctimas son blancos a manos de negros, no es racismo?