miércoles, junio 01, 2011

El perro del hortelano, que ni come el pepino ni lo deja al amo...



He oído, desde mi crisálida, que la pesoe va a celebrar unas primarias con un sólo candidato, pero qué candidato, señoras y señores: nada más y nada menos que Rubalcaba, sospechoso habitual en casos como el GAL o, más recientemente, el 'Faisán'. Pá’ qué más. Con este hombre nos basta y nos sobra. Y si no, que se lo pregunten a la Chacón…

Y es que la pesoe, una vez que se le ha terminado la cuerda a ZP, (que, posiblemente, pasará a la Historia como el hombre que logró devolvernos al año 1934 (sí, he dicho 34) para desenterrar unos odios que estaban, en el peor de los casos, hibernados, para rehabilitar la dudosa memoria de su abuelete), ha decidido volver la vista atrás en vez de buscar un candidato para las próximas elecciones entre personas menos destacadas o señaladas, como ustedes quieran; personas de una moralidad menos dudosa, porque, no nos engañemos, a Don Alfredo le han salpicado demasiados escándalos como para no tener barro hasta en la coronilla. Y la mujer del César, ya se sabe…

Antes de que me dejen un comentario al respecto, aclarar que tampoco la Chacón era precisamente un mirlo blanco, ni santa de mi devoción. A lo mejor no es tanto por ser catalanista, separatista y pro-estatut como por su dudoso gusto al vestir en los desfiles y por la manía de hacerse llevar el bolso por militares… Debe ser que tengo un sentido estético demasiado sensible y no creo que el khaki combine con todo…

Bueno, pues en estas estamos, y mientras el partido en el Gobierno se entretiene en estos espectáculos de salón lamentables, en Europa, como siempre, nos están dando pa’l pelo con el tema hortofrutícola, ya que Alemania, en vez de dedicarse a sanear su Sanidad, ha tomado al pepino español como fruto, digo chivo expiatorio… Y con el pepino, al resto de la huerta española se le impide el paso hacia Uropa. No hace falta que se cierren las fronteras para ello, como algún espabilao ha dicho: simplemente lance usted el bulo y ponga en la portada de cada telediario cierto número de muertos de muerte incierta mientras señala con el dedo al cucurbitáceo hispano y ya verá lo que tarda la opinión pública en sacarlo de su dieta.

Y la ministra del ramo, ¿dónde estaba la ministra mientras tanto? (Por cierto, no sé yo si hiciera una encuesta a pie de calle sobre la identidad de la ministra de agricultura qué me respondería el personal…) Pues no lo sé, sólo sé que está ausente, que siempre llega tarde, como si no le interesara su trabajo. Ah, sí: por lo visto, ha creado una 'comisión de investigación'... Pues para esto, haberse quedado en la Junta de Andalucía, señora…

En fin, que Spain is different, que decía la publicidad en los 60. Yo, que de los 60 casi ni me acuerdo, lo que sí sé es que, después del turismo, las exportaciones hortofrutícolas son el segundo ingreso en las arcas de nuestra patria, y parece ser que, en vez de defenderlas con uñas y dientes, a este Gobierno le importa un pepino, con perdón, lo que pase. Será porque Zapatero va a darle a Sonsoles la alegría de volver a León, (pobre mujer, lo que habrá tenido que pasar viviendo en esa covacha de La Moncloa), y para lo que me queda de estar en este convento... pues eso; que RuGalcaba, que sabe lo que hay que hacer para sacarnos de la crisis pero no se lo cuenta a ZP por alguna razón que se me escapa, está demasiado entretenido con el pin-pan-pun de las primarias de un solo candidato para atender a semejantes minuncias; que al resto del Gobierno le trae al fresco todo excepto buscarse un rinconcito para cuando tengan que abandonar las poltronas. Tampoco les preocupa a los perroflautas de Sol. Claro que a esos les da lo mismo todo, me recuerdan aquella pintada: 'libertad, anmistía y cada noche una tía'... Además, ellos están contra el sistema y contra el capitalismo y la higiene personal, y contra los políticos de cualquier color... Hummm... Me gustaría saber cuánto hubiera durado la acampada si, en vez de Esperanza Aguirre, hubiera ganado Espóngicus… digo Tomás…

Ostras, Pedrín, y yo que quería volver poco a poco... Añadir saluditos, besos y abrazos a los que me han dejado comentarios aquí y en Facebook. Yo os echaba mucho de menos, de verdad.


Photobucket