miércoles, agosto 31, 2011

Horario de verano


Tengo que dejar esta maldita, insana, costumbre de trasnochar... Pero, he de reconocerlo, mi cerebro funciona mejor en las horas nocturnas, mientras que, por la mañana, me cuesta ponerlo en marcha al levantarme.
Supongo que hay quien se sorprenderá al ver un comentario mío en su blog a estas horas intempestivas, y quien me diga, cuando sepa que vengo directa de Twitter, de seguir tres conversaciones diferentes, que si me entero de algo... Pues sí, la noche no me confunde, para nada... Al contrario, soy noctámbula. Desde siempre...
Ahora dejaré el ordenador y dormiré un poco. Mal. Despertando una y otra vez. Eso también ha sido así siempre, qué le vamos a hacer...
Bien, queridos amigos, hasta mañana.... O hasta hoy. Vosotros me entendéis.