martes, septiembre 13, 2011

El candidato Bob


Según un estudio de la Academia de Pediatría de EEUU (AAP), los niños que ven la serie de Bob Esponja pueden sufrir un gran daño en su capacidad de atención. (Fuente: Libertad Digital) (Si leen ustedes la noticia hasta el final, verán que, después de acusar al pobre Bob de idiotizar a los niños en el encabezamiento, nos enteramos de que los supuestos expertos realizaron el estudio con niños de cuatro años, cuando la serie está dirigida a niños a partir de seis años. Ahora quiero saber quien o qué financió el experimento). 

No sé que tiene la AAP contra Bob Esponja. Yo he visto la serie, (les aseguro que tengo más de seis años, no sufran por mi capacidad de atención), y, aparte de las incongruencias habituales en los dibujos animados, es muy encomiable que el protagonista sea un ser inocente, trabajador, buen amigo y siempre dispuesto a ayudar a los demás. Tanto es así que cuando el archi-enemigo del jefe de Bob, (un ser infame llamado Sheldon J. Plankton), se conectó al cerebro de nuestro protagonista, se volvió bueno.

Imaginemos que se presentara a las elecciones del 20N un candidato adornado con las muy deseables virtudes de Bob Esponja... Honradez, sentido de la justicia, patriotismo, y un gran deseo de trabajar para los demás... ¿dejarían ustedes de votarlo? ¿O prefieren al candidato de la amnesia selectiva? Si, yo le votaría, aunque fuera amarillo. Incluso aunque se llamara Mariano...


Y, además, tiene gato...