martes, octubre 11, 2011

Incomunicada otra vez


Por problemas ajenos a mi voluntad, voy a pasar unos días sin Internet. He dejado unas entradas programadas para que el blog no se quede tan parado como otras veces, pero no sé si podré contestar a vuestros comentarios. De todas formas, como hasta ahora os las habéis apañado muy requetebién con las tertulias que me organizáis en cada post, tampoco importa demasiado que yo no esté aquí para que disfrutéis de un buen rato en buena compañía, la de mis comentaristas que son, que sois, la sal de la tierra...

Hasta pronto, espero.