martes, enero 03, 2012

Año nuevo, ¿vida nueva?


(Que no, que no, que (todavía) no voy a hablar de Mariano... Lo dejaré para más adelante). Vaya por ahora un saludo de año nuevo (tardío, pero más vale tarde que nunca), cargadito de cosas buenas para todos los que habitualmente visitan este blog, (y para los que no son habituales, también), y mis mejores deseos para los 366 días que componen este 2012 bisiesto que, esperemos, no sea tan siniestro como muchos predicen.
Besos, abrazos y demás a la parroquia. Hasta muy pronto.