sábado, enero 28, 2012

Sorteo



Llega la Lotería al pueblo y, de repente, todos se sienten más importantes: por un día, la imagen cotidiana de la torre de la Iglesia, (esa a la que le falta una capilla para ser Catedral), es la que mirará todo aquel que quiera que la suerte le acompañe...