miércoles, febrero 22, 2012

Miércoles de Ceniza


Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás. (Gén 3,19)