miércoles, febrero 15, 2012

Otro paréntesis


Bien, amiguitos, tengo el doloroso deber de despedirme de vosotros hasta el lunes, ya que estaré fuera de cobertura durante esta semana. Como estoy en plan vago, (Tann, qué bien me conoces), ni os dejo tarea ni preparo entradas nuevas: voy a disfrutar de mi sobrina y de las gélidas temperaturas de Bar-Galen, e incluso es posible, sólo posible, que me disfrace, pero de algo calentito...
Otro año más, ha pasado San Valentín sin pena ni gloria. A mí, que ni me va ni me viene, porque estoy soltera de nacimiento y sin más compromiso que el que tengo con vosotros, mis amables lectores, apenas me afecta, excepto quizás por el deseo de sentir otra vez ese nosequé con el que una se despierta cuando su afecto tiene un objeto sólido y con nombre de varón... En fin, que no hay mal que por bien no venga, ni que cien años dure o qué se yo... 
Pero estoy desbarrando otra vez. Voy a dejar de teclear y terminaré la entrada esperando volver dentro de unos días con cosas nuevas y cosas viejas, pero sólo si son interesantes.
Hasta pronto.