miércoles, marzo 21, 2012

Receta de Cuaresma: bacalhau com natas

Me voy unos días a Portugal, a celebrar el cumple de mi sobrina, (cinco añazos ya, cómo pasa el tiempo...), pero os dejo algunas cositas para matar el rato... Como estamos en Cuaresma, qué mejor que preparar un buen plato de bacalao el viernes, y, como hay que desalarlo primero, es importante dar tiempo al tiempo y colgar la receta... un miércoles... Por cierto, ya sé que a McGae no le gusta el bacalao... La próxima receta se la dedicaré a ella... con las cantidades exactas. 
Pero hoy vamos con esta rica especialidad lusa, de la que tengo que advertir que es extremadamente nutritiva (y, para qué negarlo, pesada), por lo que se aconseja acompañarla de una ensaladita y un vino blanco de la tierra, (a falta de vinho verde), y poco más.
Vamos con los ingredientes:
Bacalao
Una bechamel espesita
Patatas
Nata para cocinar
Cebolla, aceite, sal, nuez moscada
Queso para gratinar

Y la preparación:
Se desala previamente el bacalao, y se cuece en un poco de agua con una hoja de laurel. Se limpia de espinas y piel y se deshace en lajas. Reservar.
Se pelan las patatas y se cortan en cubitos, se fríen en aceite abundante procurando que no se queden muy doradas y se reservan.
Con harina, un poco del agua de cocer el bacalao y aceite se hace una bechamel espesita, que se especia con nuez moscada y a la que se le añadirá luego la nata.
En una sartén se pocha la cebolla hasta dejarla blandita, y a este sofrito se le añade el bacalao, se le da una vuelta, y se mezcla con las patatas fritas y la bechamel. Esta masa se pone en una fuente para el horno y se espolvorea con queso para gratinar. Se mete a horno fuerte hasta que esté dorada.

Respecto a las cantidades, bueno, calculo que se necesitan unos 500 gr. de bacalao, 3 ó 4 patatas, 1 cebolla grande y un brick pequeño de nata para cuatro comensales. Pero ya se sabe que soy de Letras... Hay que probar y que quede al gusto de cada cual.

¡Buen provecho!