domingo, junio 10, 2012

Tabgha.Día 1

Tabgha, o Tabga, no es más que una deformación del nombre griego del lugar: "Heptapegon", Las Siete Fuentes, y Egeria, en el relato de su viaje, nos cuenta: "Y allí mismo, sobre el mar, hay un campo lleno de hierba y plantado de numerosas palmeras.
Al lado brotan siete fuentes, que dan agua abundante. Es el campo en el que el Señor alimentó a la muchedumbre con cinco panes y dos peces"

Exterior de la iglesia de Heptapegon.
En el lugar existía ya, en tiempos de la peregrina, un santuario de origen bizantino. Los corrimientos de tierra hicieron necesario sustituir esta iglesia por otra en el siglo VI. A esta época pertenecen los bellísimos mosaicos que aún se conservan, siendo el más conocido el que ahora se encuentra delante del altar, que representa un cesto con cuatro panes y dos peces a los lados. El artista no se equivocó al contar, sino que consideró que el Pan Bendito del Sacrificio de la Misa, sobre el altar, venía a sumarse a los del cesto.
Actualmente, el lugar es un monasterio benedictino, levantado en 1935.


Las Siete Fuentes representadas en ésta del claustro
Los panes y los peces del milagro. Detrás, la roca que sirvió de mesa al Señor, según la tradición.
Interior de la iglesia, con el altar sobre la roca primitiva
Los hermosos mosaicos representan la fauna y la flora de Egipto, por eso se cree que el autor era de allí.