viernes, agosto 10, 2012

Juegos de ingenio

Por fin, y no tengo más remedio que reconocer que la culpa de que se fuera demorando una y otra vez ha sido mía y sólo mía, he recibido el libro que S. Cid, tan generosa, nos ha entregado, junto con el carné, a los miembros y miembras del Club de lectura de Finis Terrae. En mi caso, me ha correspondido uno de misterio y suspense, (imagino que mi amiga se ha dado cuenta de que ése es el género que más me gusta al ver mi colección de las obras completas de Stephen King), titulado, como puede verse ahí a la izquierda, Juegos de Ingenio.

La novela no está mal. El argumento me ha parecido un poco flojo, pero está bien traído: un profesor de criminología y su hermana, experta en acertijos de esos que vienen en el periódico, tienen que investigar a un asesino en serie, perdón, un sudes, que dirían en Mentes Criminales, que se ha propuesto jugar con ellos al gato y al ratón. No cuento más, porque sería destripar la novela.  Los personajes, sobre todo el de la madre, son creíbles y la acción se desarrolla de manera rápida, un poco demasiado rápida al final, pero es mi opinión personal...
El peor detalle, uno que le dolerá a S. Cid en el alma, ya que es una gran admiradora de La Dama del Crimen, es que, en uno de los últimos párrafos de la novela se habla de Poirot como ese detective francés... (OMG!)
En fin, que crímenes culturales aparte, la novelita se deja leer. Buena opción para la hamaca y la piscina.