jueves, diciembre 27, 2012

Dulces navideños

Yo no me resisto: mazapán, turrón, (sobre todo el de chocolate), marquesitas, guirlache, polvorones, roscos de vino y de anís... Ay, ay, ay, ¿perderé alguna vez esos kilos de más? Todo ello regado, claro está, con esos vinos dulces maravillosos, esos licores, (el de orujo se ha convertido en mi pasión), mmmm... 
La culpa de todo, claro, la tiene la publicidad. Como negarse a este simpático anuncio, tan vintage...


Claro que esa frase sonaría mejor en otros labios... mmm... Qué rico...