miércoles, marzo 21, 2012

Receta de Cuaresma: bacalhau com natas

Me voy unos días a Portugal, a celebrar el cumple de mi sobrina, (cinco añazos ya, cómo pasa el tiempo...), pero os dejo algunas cositas para matar el rato... Como estamos en Cuaresma, qué mejor que preparar un buen plato de bacalao el viernes, y, como hay que desalarlo primero, es importante dar tiempo al tiempo y colgar la receta... un miércoles... Por cierto, ya sé que a McGae no le gusta el bacalao... La próxima receta se la dedicaré a ella... con las cantidades exactas. 
Pero hoy vamos con esta rica especialidad lusa, de la que tengo que advertir que es extremadamente nutritiva (y, para qué negarlo, pesada), por lo que se aconseja acompañarla de una ensaladita y un vino blanco de la tierra, (a falta de vinho verde), y poco más.
Vamos con los ingredientes:
Bacalao
Una bechamel espesita
Patatas
Nata para cocinar
Cebolla, aceite, sal, nuez moscada
Queso para gratinar

Y la preparación:
Se desala previamente el bacalao, y se cuece en un poco de agua con una hoja de laurel. Se limpia de espinas y piel y se deshace en lajas. Reservar.
Se pelan las patatas y se cortan en cubitos, se fríen en aceite abundante procurando que no se queden muy doradas y se reservan.
Con harina, un poco del agua de cocer el bacalao y aceite se hace una bechamel espesita, que se especia con nuez moscada y a la que se le añadirá luego la nata.
En una sartén se pocha la cebolla hasta dejarla blandita, y a este sofrito se le añade el bacalao, se le da una vuelta, y se mezcla con las patatas fritas y la bechamel. Esta masa se pone en una fuente para el horno y se espolvorea con queso para gratinar. Se mete a horno fuerte hasta que esté dorada.

Respecto a las cantidades, bueno, calculo que se necesitan unos 500 gr. de bacalao, 3 ó 4 patatas, 1 cebolla grande y un brick pequeño de nata para cuatro comensales. Pero ya se sabe que soy de Letras... Hay que probar y que quede al gusto de cada cual.

¡Buen provecho!

lunes, marzo 19, 2012

San José



San José bendito tú has sido el árbol elegido por Dios no para dar fruto, sino para dar sombra. Sombra protectora de María, tu esposa; sombra de Jesús, que te llamó Padre y al que te entregaste del todo. Tu vida, tejida de trabajo y de silencio, me enseña a ser fiel en todas las situaciones; me enseña, sobre todo, a esperar en la oscuridad. Siete dolores y siete gozos resumen tu existencia: fueron los gozos de Cristo y María, expresión de tu donación sin límites. Que tu ejemplo de hombre justo y bueno me acompañe en todo momento para saber florecer allí donde la voluntad de Dios me ha plantado. Amén. (Oración a San José)

domingo, marzo 18, 2012

Esperando al cartero...


Estoy esperando al cartero, muy quietecita, en la Avenida que circula paralela al Hudson. El ambiente, como cada 17 de Marzo, es festivo: por todas partes hay música y desfiles y predomina el color verde. Tras de mí, en un callejón, una adolescente ataviada con un uniforme de majorette vomita los restos de su desayuno mientras un caballero de edad mediana, con gesto doliente, posiblemente su padre, le sostiene la cabeza. "Son los nervios, Maggie", le dice con gentileza, y la muchacha asiente antes de dar otra arcada. Me alejo unos metros, acercándome a la multitud. Un gracioso repite en voz alta, para nadie en particular, sólo para quien quiera oírlo, el viejo chiste inmortalizado en la película El Fugitivo: "Si hoy son capaces de teñir el Hudson de verde, ¿porqué no lo tiñen de azul el resto del año?". Nadie le ríe la gracia, y el hombre se aleja, buscando otros pastos y otros espectadores más benévolos. Y el tiempo transcurre, lentamente, durante otra lenta media hora, pero el cartero sigue sin venir...

(En la foto, Kevin Costner en el papel de El Cartero, en la muy criticada película The Postman, que el mismo indigente intelectual de siempre hizo que en España se titulara Mensajero del futuro).

sábado, marzo 17, 2012

San Patricio


Santo Obispo Patricio, fiel pastor de la grey real de Cristo. Llenaste a Irlanda con el resplandor del Evangelio: la fuerza poderosa de la Trinidad.
Ahora que estás parado frente al Salvador, oremos para que Él nos preserve en la fe y el amor. (Oración a San Patricio)

jueves, marzo 15, 2012

Nueva Zelanda


Ya se habrán dado cuenta aquellos que conocen este blog desde hace más de un año que la temática ha variado y ya no se comentan los entresijos de la política, (perdón por la mala palabra), ni siquiera después de este fin de semana en el que hemos disfrutado del lamentable espectáculo ofrecido por los sindicatos más representativos que apenas representan a nadie. Donde antes campaban Zp y Mariano ahora hay chicos guapos y frases graciosas sacadas de FB. He intentado explicarme una y otra vez a mí misma que es lo que me ocurre, y debo confesar que me siento saturada. De repente, aquella idea de largarme a Nueva Zelanda era la única que me seguía resultando atractiva de todo lo hablado, leído o escrito en los últimos años. Así que, ante la imposibilidad de trasladarme allí, (por el momento), he convertido el blog en mi Nueva Zelanda. Incluso la acción de mi novelucha, esa con la que peleo noche sí, noche no, está situada allí. Mis personajes arrastran sus vidas por esos páramos de Dios, descarriados como ovejas sin pastor, tropezando con kiwis de ambos tipos, y mientras ellos sufren yo disfruto de mi aislamiento.
Nueva Zelanda se extiende ante mí, con sus caminos ficticios no hollados por otros seres que no sean los productos de mi imaginación, salvaje, indómita, una tierra de aventura que, supongo, en la realidad no será más que un prosaico lugar donde el día a día transcurre tan aburrido e inhóspito como mi vida real...
Tiempo al tiempo. Dejaré que se cubran algunos huecos y que se cierren las heridas, que mis pobres marionetas vivan en sus carnes de papel los dramas que yo he vivido o que he inventado, y quizás mañana, o pasado mañana, qué más da si vamos a tener años de desolación para aburrir, me decida y empiece otra vez a despotricar contra el mundo. O no.

(Foto tomada del blog Nueva Zelanda Por Descubrir)

martes, marzo 13, 2012

Luz, más luz...

... sobre todo cuando se leen cuentos de fantasmas...

[...] Bueno, me puse a tantear a la derecha, y mis dedos tocaron un objeto curvo, de un tacto como... como de cuero más o menos; estaba ligeramente húmedo, y formaba parte de algo denso y voluminoso. No tenía nada de alarmante, debo decir. Me animé; y agarrándolo con ambas manos lo mejor que pude, tiré de él hacia mí. Era pesado, pero se desplazó con más facilidad de la que había esperado. Al arrastrarlo hacia la entrada, golpeé la vela con el codo izquierdo y se apagó. Tenía el fardo ya junto a la abertura, así que empecé a sacarlo. Y justo entonces Brown profirió una tremenda exclamación y huyó hacia arriba con el farol. Que después le cuente él por qué. Sobresaltado, me quedé mirándole; le vi detenerse arriba un instante, y retirarse unas yardas a continuación. Entonces le oí que decía suavemente: "Sin novedad, señor". Seguí tirando del fardo en medio de la oscuridad más completa, éste osciló un instante en el borde de la abertura, basculó hacia mi pecho y me rodeó el cuello con sus brazos.[...](M.R. James, Corazones Perdidos, El tesoro del Abad Thomas)

(Una sugerencia para el próximo encuentro del Club de lectura de Finis Terrae.)

jueves, marzo 08, 2012

Ya soy mayor...

“Some day you will be old enough to start reading fairy tales again.”
― C.S. Lewis, The World's Last Night And Other Essays 

martes, marzo 06, 2012

Es un hecho...

Pixar creó en 8 minutos una historia de amor mejor que Crepúsculo en cuatro libros


(Como hay gente que no conoce la historia de Carl y Ellie, pinchando aquí se pueden enterar de todo)

domingo, marzo 04, 2012

Más bichos...

 Esta vez, los bichos no son míos, sino de S.Cid, que parece ser que ha caído víctima de uno de esos virus tan de moda, y por una vez no me refiero a los virus informáticos. Ella, siempre tan amable, después de dejarme un comentario no me ha querido despedir con besos por si se quedaba conmigo alguno de ellos, pero yo le he contestado que no se preocupe por eso, que los amigos de mis amigas son mis amigos...

No es exactamente lo que quería expresar, pero lo mismo decían las chicas de Objetivo Birmania este vídeo tan ochentero que le dedico en espera de que se recupere cuanto antes: 



sábado, marzo 03, 2012

Como en botica, el blog


Recuerdo los buenos viejos tiempos, cuando nacían blogs nuevos cada día. Poco a poco, el boom de crearse una página pasó de moda, como todo pasa en la vida. Luego comenzaron a desaparecer algunos de los blogs a los que tenía más cariño, toda esa buena gente a la que echo de menos todavía, que dejaron su huequecito en mi corazón. También era de esperar, claro. Fuí descubriendo otros blogs nuevos, nuevos amigos, la nueva blogosfera por la que ahora navego. El más reciente en incorporarse ha sido alguien que conocí en Facebook y de quien ya he hablado en estas páginas: César Blanco Castro. Escritor de novelas de miedo, de cuentos con moraleja y de pequeñas historias cotidianas, ha creado, bajo el seudónimo de Suarse, el blog Como en botica, que, me parece a mí, es un intento de poner negro sobre blanco y compartir con sus lectores todas esas cosas que le gustan, sus relatos, las noticias curiosas del día a día. Allí están los enlaces a sus obras más largas.

Bueno, pues yo ya he cumplido, ahora espero la invitación a la mariscada por tanta publicidad gratuíta. Bromas aparte, espero que César nos haga pasar muy buenos ratos con sus entradas durante mucho tiempo. Yo, al menos, seguiré su carrera bloguera con interés...


viernes, marzo 02, 2012

Gatos de Roma


Me entero por la prensa digital que los mininos de Roma, esos en los que he gastado carrete tras carrete cada vez que he visitado la Ciudad Eterna, están sufriendo la crisis como cada hijo de vecino. Es lógico, claro, que el Comune haya ido reduciendo las subvenciones, pero me duele pensar en esos pobrecitos sin su pienso de cada día...

Mientras leo el artículo, los lugares que nombra me parecen tan cercanos como cuando estaba en ellos: Largo Argentina, (donde me deja el tranvía cuando voy del Trastévere hacia Piazza Venezia), donde me detengo siempre a mirar a los gatos entre las ruínas; Campo Verano, el cementerio de Roma, que se llama así por estar en una huerta que perteneció a Lucio Vero, el mejor amigo del buen emperador Marco Aurelio. Los romanos, siempre tan supersticiosos, no gustan de este lugar, e incluso se estremecen, aunque sean trasteverinos de pelo en pecho, (ay, Beppo...), cuando una españolita, con escasos conocimientos de italiano, se equivoca y dice "verano" en lugar de "estate".

Foto vista aquí