martes, junio 19, 2012

¿Joven o vieja?



Bien, un año más vieja, (además, este año me siento más vieja y gastada, estirada como un trocito de mantequilla sobre demasiado pan), vuelvo a saludar desde la lejanía, ya que ésta es una entrada programada. 
¿Me siento más vieja? Quizás sí. Pero, por otro lado, (la dualidad, mi siempre presente dualidad), me siento joven otra vez, y contenta, (aunque ya sabéis que no me contento demasiado), como si esperase algo, algo que aún no sé lo que es pero que sé que es lo que necesito. 

Oh, vaya, y yo que iba a hablar de otra cosa... En fin, aquí lo dejo.

domingo, junio 17, 2012





Digo yo que los Géminis tenemos suerte de ser como somos, y podemos felicitarnos a nosotros mismos sin despeinarnos...
 

miércoles, junio 13, 2012

Hoy celebramos a...

San Antonio de Lisboa, también llamado de Padua, por ser el lugar donde murió y en el que se encuentran sus restos, nació en aquella ciudad lusitana en 1190, y se llamó Fernando de Bulloes y Taveira de Azevedo, nombre que cambió por el de Antonio al ingresar en la orden de Frailes Menores. 

Su primera etapa de consagrado la vivió como canónigo regular de San Agustín en el monasterio de San Vicente, cerca de su ciudad; después pasó al monasterio de los agustinos de la Santa Cruz, en Coimbra, en el que permaneció nueve años y donde tuvo ocasión de consolidar su formación intelectual, aprendiendo la dialéctica y, sobre todo, la teología. Aquí adquiere una gran familiaridad con la Escritura. Ante las reliquias de los cinco protomártires franciscanos asesinados por confesar la fe cristiana en Marruecos, se decidió a entrar en la Orden de los Frailes Menores, con el deseo de predicar él también a los mahometanos y encontrar en esto el martirio. En 1220 partió para Marruecos, pero se puso enfermo. Durante el viaje de vuelta, los vientos lo llevaron a las costas sicilianas, desde donde se dirigió a la Porciúncula, cuna de la Familia Franciscana, y donde se estaba celebrando el Capítulo General de Pentecostés de 1221. Es en este momento cuando conoce personalmente a Francisco de Asís. Después del Capítulo es destinado a la predicación y a la docencia, siendo el primero que enseñó teología a los frailes menores en Bolonia, con licencia expresa de San Francisco.
Hacia 1225 se traslada al mediodía de Francia. Enseñó en Montpellier, Toulouse y Puy-en-Velay. Vuelve a Italia en 1227 y es elegido ministro provincial de la Italia superior. En Roma predica en presencia de los cardenales y del mismo Papa Gregorio IX, del que recibió el nombre de Arca del testamento y archivo de las Sagradas Escrituras. En 1230 deja el cargo de ministro provincial y se dedica íntegramente a la predicación. Murió el 13 de junio de 1231. 

Su buena formación teológica se pone de manifiesto sobre todo en sus interpretaciones y comentarios a la Sagrada Escritura. Aprecia sobremanera la Palabra de Dios y la utiliza ampliamente, interpretándola según los cuatro sentidos: literal, alegórico, moral y anagógico. Aun reconociendo el valor fundamental del sentido literal e histórico, prefiere el alegórico y el moral porque los cree más útiles a nivel pastoral. Fuente de su exégesis y de las ricas interpretaciones bíblicas son los Santos Padres, que cita a menudo sin decirlo explícitamente. 

 Antonio fue primeramente un gran orador, no carente del carisma de la popularidad; pero no por eso hay que negarle los atributos de teólogo, maestro y doctor escolástico, situado naturalmente a mediados del siglo XIII. Pío XII lo declarará doctor de la Iglesia universal con el título de Doctor evangélico.
Patrón de mujeres estériles, pobres, viajeros, albañiles, panaderos y papeleros. Se le invoca por los objetos perdidos y para pedir un buen esposo/a. 

En la imagen que ilustra estas líneas, Benlliure nos lo representa predicando a los peces, que son mejor auditorio que las gentes de Rímini, que se habían negado a escucharle y que, después de contemplar el milagro, se convierten y cambian de vida, de la oscuridad a la Luz.

martes, junio 12, 2012

Asociación de ideas...

Voy conduciendo y veo esto:
E, inmediatamente, pienso en esto:


Lo que me lleva a pensar en esto:

Que, a su vez, me lleva a esto:


Y, claro...

Photobucket

Photobucket

domingo, junio 10, 2012

Tabgha.Día 1

Tabgha, o Tabga, no es más que una deformación del nombre griego del lugar: "Heptapegon", Las Siete Fuentes, y Egeria, en el relato de su viaje, nos cuenta: "Y allí mismo, sobre el mar, hay un campo lleno de hierba y plantado de numerosas palmeras.
Al lado brotan siete fuentes, que dan agua abundante. Es el campo en el que el Señor alimentó a la muchedumbre con cinco panes y dos peces"

Exterior de la iglesia de Heptapegon.
En el lugar existía ya, en tiempos de la peregrina, un santuario de origen bizantino. Los corrimientos de tierra hicieron necesario sustituir esta iglesia por otra en el siglo VI. A esta época pertenecen los bellísimos mosaicos que aún se conservan, siendo el más conocido el que ahora se encuentra delante del altar, que representa un cesto con cuatro panes y dos peces a los lados. El artista no se equivocó al contar, sino que consideró que el Pan Bendito del Sacrificio de la Misa, sobre el altar, venía a sumarse a los del cesto.
Actualmente, el lugar es un monasterio benedictino, levantado en 1935.


Las Siete Fuentes representadas en ésta del claustro
Los panes y los peces del milagro. Detrás, la roca que sirvió de mesa al Señor, según la tradición.
Interior de la iglesia, con el altar sobre la roca primitiva
Los hermosos mosaicos representan la fauna y la flora de Egipto, por eso se cree que el autor era de allí.

jueves, junio 07, 2012

Corpus Chisti

¡Como cambian los tiempos! Ahora no hay exhibición de la Aviación...

Pasen ustedes un muy feliz día... Yo estoy en Toledo, con mi sobrina, disfrutando de la Procesión...

lunes, junio 04, 2012

Alawen Exprés (2)

Las circunstancias de la vida, léase la llegada inesperada de mi familia lisboeta, me impiden estar entre vosotros durante, al menos, una semana. Me vuelvo a Toledo, a preparar la visita y el Corpus, que siempre es un gusto y una alegría...

Os dejo cositas programadas. No contestaré a vuestros comentarios, si los hubiera, pero es algo a lo que, creo, ya os habéis acostumbrado, mis Lectores Constantes...

Abrazos y besos para todos, ea...
 

domingo, junio 03, 2012

Cafarnaún. Día 1

Escrito en la piedra: "He withdrew to Galilee. He left Nazareth and made his home in Capernaum by the sea, in the territory of Zebulun and Naphtali". (Se retiró a Galilea. Y dejando Nazaret, se estableció en Cafarnaún, a orillas del lago, en los confines de Zabulón y Neftalí) Mateo, 4:12-13.
Tras la visita al Primado de Pedro, deberíamos haber recalado en Tabgha, que está al lado (literalmente: unos 400 metros), pero, por motivos de agenda, (una forma elegante de decir que desconozco los motivos), fuimos primero a Cafarnaún. 
Entrada al complejo arqueológico

Cafarnaún, la ciudad de Jesús, (ya que en ella desarrolló Nuestro Señor la mayor parte de Su vida pública), resultó ser un conjunto arqueológico muy interesante, cuyo punto culminante es la Ínsula Sacra, en la que se encuentran los restos de la casa de San Pedro, de la que nuestra ya conocida Egeria, en su visita en el año 383, nos cuenta: "En Cafarnaúm, la casa del Príncipe de los Apóstoles ha sido transformada en una iglesia; las paredes originales, sin embargo, están hoy como entonces fueron". Aquella primitiva iglesia, (una domus-ecclesia en la más pura tradición judeo-cristiana), se transforma en el siglo V y adquiere una planta octogonal, de tipo bizantino. Actualmente, un edificio digamos... hummm... curioso, se levanta encima de los restos.

Los restos de la casa de San Pedro
A la izquierda, los restos del mosaico de la iglesia bizantina, que fueron levantados por el P. Corbo para descubrir la primitiva basílica paleocristiana


Destruída por el terremoto del 746 y abandonada tras la invasión omeya, Cafarnaún permaneció en el olvido hasta 1983, año en el que comienzan las primeras excavaciones. Gracias a la acción de la Custodia de Tierra Santa, el área fue adquirida a los beduínos en 1894, y los franciscanos crearon un pequeño oasis para atender a los peregrinos. Las excavaciones continuaron, siendo las más productivas las del P. Corbo, ofm, que sacaron a la luz la casa de San Pedro y el barrio que la rodea.
El otro punto de interés es la Sinagoga, de la que ya habéis visto una foto aquí. Los restos reconstruídos nos muestran un hermoso edificio casi totalmente de piedra blanca, bajo el que se encuentra el piso de la sinagoga anterior.



En Cafarnaún tienen lugar algunos de los más conocidos milagros del Señor: la curación del paralítico, de los dos ciegos, la resurrección de la hija de Jairo, la expulsión de un demonio que poseía a un hombre y al que Jesús ordenó que guardara silencio cuando dijo que Él era "el Santo de Dios"; las curaciónes del criado del centurión, del hijo de un oficial del rey, (a distancia, porque tanto el Señor como el padre del enfermo estaban en Caná), y la de la suegra de San Pedro. En las cúpulas de la graciosa iglesita ortodoxa que se vislumbra a lo lejos hay cruces doradas, que, según el guía, son siete en honor de estos siete milagros...