lunes, julio 22, 2013

Mudanza


Estoy de mudanza. Dejamos Torrelaguna después de tres años en los que he conocido gente estupenda, lugares preciosos, buena gastronomía...

Es por eso, (aparte de por la desgana estacional), que brujuleo poco por los blogs amigos, y que apenas paso por aquí, excepto para colocar alguna que otra foto graciosa. También tengo bastante abandonado el Facebook, no os vayáis a poner celosos de lo que pasa por allí...

Las mudanzas son momentos de hacer balance: las ganancias y las pérdidas. De localizar aquel objeto que se creía en el limbo de los desaparecidos. De fijar en la memoria los lugares que nos han marcado para siempre, como el del primer beso, que quizás no volveremos a pisar otra vez. De intercambiar números de teléfono y direcciones con aquellos con los que no quieres perder el contacto. De olvidar y dejar atrás los malos momentos. De dar gracias por los buenos y atesorarlos en la memoria.

Así pues, de aquí a un mes, más o menos, estaré de vuelta en Toledo indefinidamente. O lo que sea...