domingo, noviembre 17, 2013

Tiempo y tiempo


El tiempo de ocio se me escapa.
Por mucho que intento aprovechar los ratos para hacer, que diría mi sobrina de seis años, algo de provecho, me surgen otras mil cosas de obligado cumplimiento que no admiten demora, y que me roban un poquito del tiempo de estudio, lo que me obliga a su vez a tomar prestados los minutos que pensaba dedicar a otras cosas para avanzar en esta carrera autoimpuesta que, menos mal, me gusta tanto que me cuesta menos*...
Así se van pasando las semanas, y diciembre está a la vuelta de la esquina, y me había prometido ir a comer con Tann este mes, y organizar otras jornadas de la tapa con S. Cid y Mac... En fin, que y vuelta la burra al trigo, y aquí estamos a 17 de noviembre y todo a medio hacer...

*Inciso: Las Nuevas Tendencias me traen por la calle de la Amargura. Vivo en un sinvivir, porque no soporto el tonito políticamente correcto de la asignatura y del manual. Menos mal que estoy en la UNED, si tuviera que asistir a clases presenciales... Menuda tomadura de pelo.