viernes, diciembre 23, 2016

Feliz Navidad




Estimados amigos del blog: mis mejores deseos para esta Navidad, que la viváis con Amor para brindar, Alegría para contagiar, Fe para motivar, Salud para persistir y Esperanza para soñar.

miércoles, diciembre 14, 2016

De cuervos y barcos




Estimados Lectores Constantes, recién llegados y público en general, retomo este bló no sé si momentáneamente para darles noticia de algo que desconocía y que he averiguado tras unos días en la capital lisboeta durante el "puente" de la Inmaculada, y que me parece una curiosidad digna de una entradilla. 

Como puede verse en la foto superior, las farolas, (y otros elementos del mobiliario urbano), de Lisboa se ven coronadas por un barco en el que navegan dos pajaritos, cuervos en realidad. Son parte del escudo de la ciudad. Hace alusión al relato que, conforme a la tradición, señala que dos cuervos permanecieron junto a los restos de San Vicente (patrón de la ciudad) durante su traslado a Lisboa desde el Cabo de San Vicente, en 1173, por orden del rey Afonso Henriques

Este San Vicente no es otro que el Mártir, un diácono del obispo Valero de Zaragoza, que fue martirizado por Daciano a finales del siglo III en la ciudad de Valencia. La leyenda del martirio dice que los restos del santo fueron arrojados a un muladar para que los devoraran las aves de rapiña, pero dos cuervos los protegieron. El cuerpo del mártir fue lanzado entonces al mar, pero una mujer piadosa lo encontró en la orilla y le dio sepultura.
Con la invasión musulmana, se traslada el cuerpo hasta el sur de Portugal, dando su nombre al Cabo de San Vicente, donde se levanta la primera iglesia bajo su advocación, una ermita, lugar que volvió a ser custodiado por cuervos, de tal manera que los árabes lo denominaron Kanīsah al-Ghurāb” o Iglesia de los cuervos, donde permanecieron hasta su traslado a Lisboa, de la cual es patrono. 
La fiesta de San Vicente se celebra el 22 de enero. Valencia y Braga conservan cada una un brazo del santo. La reliquia de Valencia, según estudios forenses, pertenece a un hombre joven, presenta quemaduras en la piel y se remonta al siglo IV.

Imagen de San Vicente en el Largo de Santa Luzia, Lisboa

Una iniciativa interesante es la peregrinación del Camino de San Vicente Mártir, a semejanza de la del Camino de Santiago, donde he recabado parte de la información para escribir la entrada. Podéis encontrar información sobre ella AQUÍ.